Grupo de Apoyo Creciendo Juntos

Dos años después…

Creciendo Juntos nació allá por octubre de 2013… si bien, como todo embarazo, la idea se fue gestando durante los meses anteriores. Cuando barajábamos qué nombre dar a esta iniciativa, y aun a costa de no utilizar un lenguaje políticamente correcto (aunque sí gramaticalmente), nos decantamos por éste: CRECIENDO JUNTOS.

Era el que mejor describía el poder de este grupo. ¿Por qué?

¿Necesitan los padres y madres a alguien que les dijera cómo criar a sus hijos? (Evidentemente, no, de esos consejos ya reciben cientos al día, a menudo bienintencionados, pero que solo crean confusión)

¿Necesitan los bebés encontrarse unos con otros, jugar juntos, especialmente esos niños que no van a la guardería, que eran demasiado pequeños,…? ¿Sirve de algo el contacto unos con otros? Viéndoles en los grupos podríamos pensar en alguna ventaja: se reconocen, se acarician, se empujan, se besan, se quitan juguetes,… Lo típico, vamos, pero no: los bebés no necesitan interrelacionarse unos con otros y mucho menos a estas edades.

¿Es acaso necesario el grupo para encontrar otras opiniones? Quizá había madres confusas con lo que los/las profesionales les recomendaban, o con lo que leían en Internet, o con lo que otras madres del parque comentaban, o con lo que les decían… ¡Puff! Sabíamos que todo el mundo entiende de embarazo, de parto, de lactancia, de crianza… y que resulta difícil discriminar lo efectivo de lo positivo, lo cierto de lo no cierto, lo científico de lo opinable… Pero no, tampoco era esa la idea central.

Como su nombre CRECIENDO JUNTOS describe la realidad de padres y madres que crecen día a día. Se “gradúan” como tales a la vez que conocen por primera vez a la personita que acaba de llamar a su puerta… ya sea después de nueve meses de gestación o de años de espera en trámites, o de mil abortos y pruebas superadas,… Un bebé, un niño, llega a la familia y lo demanda todo… cada vez que llaman por teléfono, cada vez que llega una visita, cada vez que vas a casa de los abuelos… el centro de atención del momento sigue siendo el bebé o el niño/a que llegó a esa familia.

Imagen cortesía de Phaendin en FreeDigitalPhotos.net

Imagen cortesía de Phaendin en FreeDigitalPhotos.net

¿Y sus padres? ¿Qué pasa por la mente de cada madre puérpera que en ocasiones se siente “mala madre” porque no sabe qué hacer? ¿Qué pasa con cada padre muerto de sueño, que se pelea con los lloros del niño… y en ocasiones, con los de su madre? ¿Qué pasa con cada madre que se queda sola a los pocos días, sin haberse apenas recuperado y que tiene a su familia lejos o sus amigas en el trabajo, o a su pareja ya trabajando, o no tiene pareja? Creciendo Juntos quería arropar, quería mimar, quería empujar, quería proteger a esas familias que se acercan al grupo (presencialmente o en la distancia, ya que a través de las redes nos llegan también preguntas y comentarios).

2015-posterCreciendo Juntos teje redes de apoyo: escuchar a una madre que le dice a otra: “Me sonabas del parque pero como no conozco a nadie”, “Ahora podemos vernos algún día”; “¿Tienes ropa de recién nacido? Toda la que tenía de su hermano es de invierno…” ¿Y tú cómo te has peleado tanto tiempo con el sacaleches? Eres una madre magnífica, a pesar de tu cansancio” “¿Cómo te las arreglas ahora trabajando a turnos? La tarde de los jueves siempre estoy libre y pueden jugar juntos. Quizá te ayude… aunque solo sea para echar una siesta…” “Me encanta ese meitai que te has hecho…” “Tengo el patrón, ¿quieres que te ayude a hacerte uno tú?” “Eres una gran madre, peleando por tu bebé tanto tiempo entre médicos y fisioterapeutas, tanto tiempo apartada de él, luchando para que logre tomarse un biberón más, para que crezca…”

Estas y otras frases, las que se dicen y las que se callan, llegan en muchos momentos a las personas que acompañamos el grupo de Creciendo Juntos…

Pero sabemos que aún nos queda un largo recorrido, que hace falta llegar más lejos, a los que no están en las redes sociales, a los que tienen pocos amigos que les hablen del grupo, a quienes más pueden necesitarlo.

¿Nos ayudas a contarlo? ¿Nos ayudas a difundirlo?

Síguenos en Facebook . Creciendo Juntos- Siero

Cada día tratamos de acercarnos a tu ordenador o a tu móvil con ganas de compartir información, de suscitar debate, de crear dudas… porque si algo creemos en Sumando, es que las dudas nos hacen crecer… Creciendo Juntos.

Pin It on Pinterest