Nuestra forma de trabajar es muy importante

Cada persona debe de poder elegir cómo quiere vivir y lo que quiere, sin sentirse cuestionada.

Las personas conforman el centro de nuestras intervenciones, por delante de sus problemas o necesidades. Reconocemos su potencial para superar cualquier situación, así como el derecho a reivindicar su diversidad.
Trabajamos estableciendo relaciones de colaboración con las organizaciones y con sus usuarios, respetando los objetivos de los que parten, siempre que éstos no constituyan prácticas ilegales o se exijan prácticas que violen el código deontológico.

Involucramos a menores y mayores en los servicios que desarrollamos.

Todas las personas con las que trabajamos cuentan con ideas útiles en la resolución de sus dificultades y además tienen derecho a participar en las decisiones que les corresponden.
Fomentamos que las decisiones se tomen de forma conjunta entre los diferentes agentes implicados, también cuando trabajamos con niños, niñas y adolescentes.

Adaptamos nuestros servicios a las necesidades existentes.

Cada organización y cada persona, programa o proyecto presentan unas necesidades y unas características diferentes. Se establecen planes de trabajo específicos para cada organización y para cada usuario.
Nuestra gran capacidad de adaptación garantiza que las particularidades, así como el contexto, están contemplados en el plan de trabajo.

Trabajamos en equipo con otros profesionales implicados y con las personas a las que se dirigen a nuestros servicios.

La coordinación fluida entre los diferentes especialistas que intervienen así como el trabajo en equipo con el personal educativo, resulta crucial para la consecución de los objetivos planteados.
Mantenemos contacto frecuente con los profesionales implicados, garantizando así una mayor eficiencia de los recursos invertidos.

Nos desplazamos donde se nos necesita.

En ocasiones, el tipo de intervención a realizar puede verse beneficiado si el profesional tiene disponibilidad para desplazarse y coordinarse con otros agentes implicados.
Realizamos nuestras intervenciones donde resulte más oportuno, residencias, domicilios familiares, colegios, nuestras instalaciones o en las de otras empresas o asociaciones.

Nos mostramos socialmente comprometidos.

En SUMANDO asumimos diferentes retos que, aunque no sean el centro de nuestra misión, contribuyan a crear una sociedad más justa tales como la solidaridad con las personas o grupos en situaciones de especial dificultad, combatir cualquier forma de discriminación y respetar el medio ambiente.
Al mismo tiempo garantizamos el cumplimiento de los códigos éticos a los que se adscriben los diferentes profesionales con los que trabajamos. Actuamos además con libertad en el desarrollo de nuestro trabajo, independientemente de la coyuntura política, social o económica.

Conocemos qué es lo que funciona de nuestras intervenciones y nos gusta que se conozca.

La investigación y el análisis de la eficiencia constituyen aspectos fundamentales en la práctica profesional de cualquier disciplina.
En nuestras intervenciones se recogen algunos datos relevantes para comprobar su eficacia y el grado de satisfacción de los usuarios. Realizamos publicaciones, participamos en formaciones así como en otros medios de divulgación con el fin de que los conocimientos generados sean aprovechados y compartidos.

La formación alimenta nuestro progreso.

La experiencia práctica, las nuevas investigaciones y publicaciones, así como el avance de la ciencia hacen que nuestro trabajo esté en continua actualización y mejora.
Sumando potencia la formación continua de todos sus colaboradores favoreciendo la implicación en cursos, especializaciones, congresos

Diseñamos soluciones socialmente creativas.

Creamos y adaptamos las mejores soluciones para el contexto en el que se producen, prestando especial atención a la optimización de los recursos con los que trabajamos.

Herramientas de Trabajo

Como herramientas que facilitan nuestro trabajo contamos con la teoría general de sistemas y la teoría constructivista, quienes nos proporcionan unos principios básicos desde los que intervenir de forma más efectiva en contextos difíciles. Destacamos además:

  • Intervención centrada en soluciones. Tratamos de construir con las personas enfoques que faciliten el cambio positivo. Aplicamos y adaptamos metodologías extraídas de la Terapia Familiar Breve, efectivas no solo en la intervención, también en las actuaciones orientadas a la prevención.
  • Mediación y técnicas derivadas como estrategias para la resolución de conflictos interpersonales.
  • Buen trato a la infancia y fomento de la parentalidad positiva como ejes de nuestras intervenciones con infancia y con los adultos responsables de velar por ella.