¡Qué grande es esa pequeñaja, Mafalda!

¡Cuántas reflexiones nos aporta! El pasado sábado fue Mafalda la encargada de introducir un nuevo proyecto de Sumando y la asociación Asturadop en Asturias: “Educar en las olas”.

Con sus ideas y reflexiones nos sumergió en lo que implica criar y  educar, reflexionamos sobre la necesidad de información para nuestros niños/as pero, ¡ojo!,  el padre de Manolito nos enseñó que la información no se puede dar de cualquier modo. Porque educar es cada día un reto que nos invita a mejorar nuestra forma de comunicarnos,  porque como padres y madres necesitamos empaparnos de nuevas herramientas para crecer con nuestros hijos e hijas.

Por ello nace “Educar en las olas”.

Entramos poco a poco en el mar. Damos la mano a nuestro niño/a. En ocasiones querrá agarrárnosla, en otras pedirá insistentemente que le soltemos. Incluso así, es muy posible que quiera estar cerca, solo por si acaso… A medida que nos adentramos el mar nos empuja a más: algunas olas las saltamos, es divertido. Otras nos tiran y empapan. Con algunas tratamos de lanzarnos de lleno, cruzarlas a nado mientras pasan por nosotros,…

Educar es vivir en el mar con nuestros pequeños/as. Criar  es aprender a coger la mano cuando lo necesitan y también a soltarla si es el momento. Incluso, a soltarla antes de lo que nos gustaría pero estando cerca… por si acaso. Educar es aprender a enfrentar las olas diarias de múltiples formas.

Como progenitores debemos tomar  decisiones y  escoger alternativas constantemente. Hoy en día hay mil y una opciones que tomar y nos sentimos  inseguros.  Como padres y madres queremos sentirnos mejor preparados: deseamos autoestima para nuestros hijos pero también que se comporten de forma “adecuada” en casa, en el colegio, cuando estamos con otros… Es difícil no querer hoy en día llevar a nuestra casa un ambiente familiar democrático, donde se pueda hablar las cosas, con niños y adolescentes que confíen en nuestro criterio de padres, pero que puedan también explicar sus opiniones  y que quieran hablar con nosotros, especialmente cuando son mayores.

Educar en las olas pretende ofrecer precisamente esto: entrenamiento en estas habilidades, que requieren ensayo-error, compartir con otras personas, en situaciones parecidas, nuestros avances; aprender a educar en las olas de hoy día: afortunadamente nuestros hijos e hijas, nos equivoquemos las veces que nos equivoquemos, siempre nos dan una segunda oportunidad, volviendo a la orilla para enfrentar las olas de nuevo.

En Educar en las olas te encontrarás a otros padres y madres dispuestos a escuchar, con ganas de hablar de  sus sentimientos de impotencia, de no saber cómo continuar adelante ni qué camino tomar en la educación de sus hijos, pero también de los avances, observando día a día que es posible cambiar nuestra forma de comunicarnos.

En un ambiente de cooperación reflexionaremos sobre el ejercicio positivo de la parentalidad (esto que tan de moda está), trataremos de escuchar las necesidades de nuestros hijos con unas gafas diferentes, aprenderemos a identificar circunstancias conflictivas, cuando intervenir… y cuándo no conviene hacerlo, aprenderemos a callar cuando sea necesario y favorecer las propias capacidades de niños y niñas de salir adelante y de superarse.

Educar en las olas es un reto y tú también puedes participar. Por supuesto, las plazas son limitadas. Queremos trabajar profundamente y ser un grupo reducido favorecerá el aprendizaje. No te quedes sin plaza.

Si quieres aprovechar esta oportunidad, envíanos un correo electrónico a info@sumando.org. Te daremos más información, resolveremos tus dudas y te contaremos cómo, con una inversión reducida, podrás participar en el programa. Te esperamos.

Educar en las olas-díptico